miércoles, 30 de diciembre de 2015

5 factores que están dañando tu piel




Hola amigas, cómo están? Hoy vamos a hablar de un tema muy importante: Malos hábitos que están dañando tu piel. Y es muy importante, ya que nuestra piel refleja nuestro estado de salud interna. En cuanto a estética, un maquillaje siempre luce mejor en una piel sana, tersa y cuidada! Y por supuesto, una piel sana puede incluso lucir muy bella sin maquillaje. Entonces, si te preocupa el aspecto de tu piel y quieres mejorarlo, no te pierdas este artículo donde conocerás qué cosas malas están dañando tu piel y cómo puedes cambiarlas para que tu piel luzca radiante.


1) El sedentarismo y el estrés






El sedentarismo es, por definición, la carencia total o parcial de actividad física diaria. Esto significa que la mayor parte del día una persona sedentaria se encuentra en estado de reposo o con mínima actividad física. Por ejemplo, trabaja muchas horas al día en una oficina y ese trabajo, muchas veces excesivo, le genera estrés y cansancio al individuo. Este cansancio provoca que en su tiempo libre o en casa prefiera realizar actividades como ver películas, leer, comer, etc. es decir, cualquier actividad que requiera poco esfuerzo físico. Y al final de cada día la persona no ha realizado ningún tipo de actividad física.
El sedentarismo daña nuestra piel porque disminuye la regeneración celular, disminuye la eliminación de toxinas y evita que la sangre circule de forma óptima por nuestro cuerpo, entre otras cosas. El mal aspecto de nuestra piel puede ser la consecuencia más leve de este mal hábito. La obesidad, las várices y otros problemas circulatorios, los elevados niveles de colesterol y triglicéridos son mucho más problemáticos.
Así que mis consejos para eliminar el sedentarismo y disminuir el estrés son: 
- Llevar una vida ordenada, tratando de acomodar los horarios para poder hacer al menos una hora de actividad física por día, tres veces a la semana. También puedes repartir la actividad en media hora o 40 minutos por día, 6 días a la semana. Puedes hacer ejercicios en tu casa con videos de internet, en el gimnasio o al aire libre.
- Otra cosa que puedes hacer es bajarte antes del taxi o colectivo y caminar unas cuadras más, evitar el uso de vehículos para distancias cortas.
- Hacer salidas de campo los fines de semana.
- Realizar tú mismo las tareas diarias o semanales del hogar, o incluso las reparaciones que sean necesarias siempre y cuando te animes y veas que vas a poder (internet es una gran herramienta para esto)










2) Mala alimentación



Todos hemos escuchado ya esto: la mala alimentación provoca que nuestra piel se vea opaca, con manchas y acné. ¡Qué horror!  Pero ¿realmente es tan difícil cambiar nuestra alimentación? Yo no creo que lo sea, es simplemente una cuestión de voluntad y auto-disciplina. Es tan fácil como eliminar o reducir al mínimo (una vez al mes, por ejemplo) el consumo de los siguientes alimentos:

- Alimentos enlatados
- Frituras 
- Alimentos con exceso de grasas animales (cualquier cosa que contenga manteca o crema o grasa animal propiamente dicha)
- Alimentos con harinas o azúcares refinados (panes, facturas, cosas dulces, helados, pasta de harina refinada, etc)
- Alimentos con grasas trans (cualquier cosa que contenga margarina o aceite vegetal hidrogenado), - - Bebidas gaseosa y comida rápida

Y aumentar el consumo diario de los siguientes:

- Agua
- Frutas y verduras
- Legumbres
- Semillas
- Harinas y azúcares integrales (reemplazar en todas tus comidas total o parcialmente las harinas comunes y el azúcar blanco por integrales)
- Aceites vegetales puros y en lo posible orgánicos (oliva, girasol, maíz, lino, pepitas de uva)




3) No descansar lo suficiente


El sueño y el descanso son absolutamente necesarios para la reparación integral de nuestro cuerpo y nuestras células. Sin un descanso apropiado, nuestra piel no tiene tiempo de regenerarse y nuestras células de la piel se mantienen en estados de constante estrés celular, ya que no tienen descanso (valga la redundancia) de la influencia de los factores externos y no pueden normalizar sus funciones ni regenerarse como es debido.
Un buen descanso no sólo incluye dormir 8 horas diarias, mínimo 7, sino también implica que nuestra habitación se encuentre en perfecto orden y aseo, con la mínima cantidad de ruidos posibles, en la mayor oscuridad posible. Debe estar también bien ventilada durante el día y bien cerrada durante la noche, para que ningún ruido o luz externos impidan el reposo. Y lo mejor sería que pudiésemos apagar nuestros dispositivos electrónicos durante esas horas, para que no nos despierten y para que las radiaciones que generan no nos hagan daño. 
La temperatura de la habitación debe ser perfecta, ni calurosa ni fría. Debemos dormir con ropa cómoda de algodón preferentemente. En una cama cómoda, con almohadas cómodas y limpias.
Todo esto nos ayudará a aprovechar al máximo esas horas de sueño para favorecer la regeneración de nuestra piel. Al día siguiente nuestra piel lucirá radiante, te lo aseguro!!



4) Desvelos, alcohol, cigarrillo.













Siguiendo con la línea del punto anterior, los desvelos son terribles para nuestro cuerpo en general y particularmente se reflejan en nuestra piel. Por otro lado, el consumo de alcohol y cigarrillos provoca un envejecimiento prematuro de las células de la piel, es decir, acelera enormemente el proceso de envejecimiento de nuestra piel. Con sólo una noche de fiesta al día siguiente ya podemos ver los pésimos efectos que estos factores tienen sobre nuestra piel. Se ve opaca, deshidratada, manchada, con acné y a veces hasta nuevas líneas de expresión. Estos daños son acumulativos, o sea que no querrás comparar tus fotos de un año antes y después de muchas fiestas!!


5) No usar protector solar a diario




Cada vez que salimos a la calle podemos comprobar lo delgada que está la capa de ozono de nuestro planeta y cómo el sol quema nuestra piel, especialmente en primavera y verano. Sales cinco minutos y ya te bronceas o tu piel se pone colorada. Sientes, literalmente, como el sol quema tu piel.
Imagínate a nivel microscópico cómo tus células, tan pequeñas, reaccionan ante los rayos solares. Muchas mueren quemadas, otras aumentan su actividad enormemente para protegerse y proteger los tejidos internos de semejante daño, pudiendo dañarse ellas mismas con ese aumento de actividad. 
Por eso, es muy importante para nuestra salud cuidarnos de la siguiente forma:

- Usar protector solar FPS 30 o más a diario. En verano FPS 50 o más. no importa si es invierno o está nublado. los rayos solares siempre llegan a nuestra piel. Hay que aplicarlo sobre todo en las zonas más expuestas a los rayos solares: rostro, brazos, escote, hombros, cuello, piernas.
- Beber al menos 2,5 lts de agua diarios
- Utilizar gorros y sobreros para proteger el cuero cabelludo
- Evitar exponerse al sol a partir de las 10 am hasta las 17 hs.
- No tomar sol ni usar la cama solar. En lugar de eso, utiliza cremas o sprays autobronceantes regularmente.






Y esto fue todo amigas, espero que pongan en práctica estos consejos para mejorar su piel, y sobre todo su salud! Busquen motivación y piensen siempre en tener mejores hábitos para su salud. Amen su cuerpo porque es el único que tienen y créanme que lo necesitan sano!! nos vemos la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario